< backPROYECTOS_participacoiones.html
 

arqueología de la espera 2017-2021--- Migas de pan utilizadas como material de creación. Migas de un pan elaborado por mi  desde hace cuatro años y que utilizo a diario en mis comidas y cenas. Moldeo formas con los dedos que se convierten en elementos arqueológicos que colecciono y a veces catalogo según su estructura. Figuras realizadas unas veces intencionadamente y otras inconscientemente. Dialogando con otras personas, escuchando música o viendo la televisión y que se convierten en  el elemento principal de este proyecto artístico.

Un recorrido intimista que narra a través de las fotografías un concepto que aboga a la resistencia y a la crítica, enfrentándose de una manera sutil y poco explicita a los tiempos actuales de superproducción y consumo desproporcionado.  En nuestro actual contexto nos sentimos bajo una instantaneidad absurda, los tiempos se miden con las lógicas propias de occidente dónde la espera es considerada improductiva y de ahí es donde  surge la idea de la elaboración propia de pan como catalizador, y cómo este se utiliza para realizar esa conexión entre tiempo y espera.

Volúmenes y paletas de colores simples, luces y sombras hacen que esta propuesta cohabite y se integre  junto a   la iluminación del espacio expositivo. Una estética minimalista genera un efecto en el que las formas proyectan una sombra que visualmente se une a la luz arrojada en la imagen impresa. Esta serie de imágenes es resultado en formato fotográfico del proceso y del trabajo que llevo realizando en estos los últimos cuatro años. Una selección de entre mas de 600 fotografías realizadas con distintos dispositivos siempre con luz natural.

Dada la naturaleza de las imágenes y la propuesta final invita al observador que termina la obra.

Resultan paradójicos ciertos pensamientos en los cuales se afirma que la pieza de arte cuando se saca de un contexto artístico y se convierte en cotidiana pierde su sentido y se desvanece. En este sentido me interesa cuestionar esta afirmación utilizando el proceso de la realización del pan justamente para lo contrario. Lo cotidiano se convierte en algo mas potente que la propia obra de arte.